domingo, 16 de marzo de 2008

+++++++++++++


"Hay momentos en nuestra vida", dice Astier, "en que tenemos necesidad de ser canallas, de ensuciarnos hasta adentro, de hacer alguna infamia (...) de destrozar para siempre la vida de un hombre (...) y después de hecho eso podremos volver a caminar tranquilos".




a r l t x z.-
ph x lisa


3 comentarios:

Anónimo dijo...

pla pla pla!

Brendulita dijo...

Odio las aluciones de La Vida, como si esa cosa difusa y efimera, ese halo de fugacidad, fuese lo suficientemente concreto como para hacer balances... Algo concreto: La Vida.
Que necesidad absurda y entorpecedora la del hombre,
necesidad de a todo ponerle un nombre,
necesidad de a todo ponerle un nombre

Let it Be Aister Let It Be
Let it Be Aister Let It Be
Let it Be Aister Let It Be
Let it Be Aister Let It Be
Let it Be Aister Let It Be

Anónimo dijo...

El problema es cuando esos momentos se transforman en todos los momentos. Y uno anda por la vida siendo canalla, ensuciándote hasta adentro, haciendo infamias, destrozando para siempre la vida de los hombres. Y encima nunca consigue volver a caminar tranquilo.
Anónimo Pancho