domingo, 6 de abril de 2008

XY






Y gemí, y dije ya no sé qué decir,
(...) alguien me acaricia el pelo
y dice que ya está igual de largo que el suyo,
y yo tuerzo el cuello como un solitario cigarrillo aplastado
en la noche enorme y la miro,
esperando volver a sentir en los párpados
la tibia obsidiana de los sueños,
cuando en las mañanas nos abrazábamos sin querer despertar,
perdidos en las llanuras de escamas,
mientras cae nieve y el frío sonríe
desde un cenicero absolutamente limpio,
y no queremos despertar,
y no sabemos qué decir
(...)





TxT: R.B
macabea.jpg

4 comentarios:

Guhn dijo...

See Please Here

diego dijo...

son las diez.
yo me tuerzo como el fin de un cigarrillo lastimado.

son las diez
Alguien me acaricia las rastas.

Y es ahí cuando me doy cuenta que no se en donde estoy.
cuando actúa el extraño paralelismo del universo de los sueños.


de las noches.

de los cuentos.

Hermosa foto...

hagan burbujas
y que entren en mi cabeza.

una burbuja
dos
tres
que se abotonan
(el tiempo pasa entre mis dedos como granos de arenasalyestrella)

Ahora la unidad.

son tres, enormes y una sola.

y en el previo instante a la liberación espiritual . . .

ella Explota.

entonces ya no son .

ni las diez.

ni el tiempo existe.

Entonces ya no soy.

ni las diez.

ni lo que fui.

la foto dijo...

ssssubime el contraste, por favor!

Anónimo dijo...

sigo esperando tus burbujas como ese día tan nuestro. o no.
clara camina a ámbar