miércoles, 20 de febrero de 2008

Sobre roedores, felinos y anarquistas.

-¿Por qué anda vestido así?-

-¿Así cómo?-

-Con aspecto de pordiosero-

-Mi aspecto no me preocupa, oficial, de todos modos no soy como me gustaria ser-

-¿Pero usted no tiene ninguna vocación?-

-Sí, tengo una, vocación de suicida. Esa es la mía. Soy un perfecto inútil.-

-No se apresure Marc, nadie es perfecto, quiero decir nadie es inútil.-

-Que fallido, oficial.-

-No sea sarcástico. Cualquiera tiene alguna utilidad, solo hay que tratar de encontrarla.Todos los seres existen para algo. Hasta usted.-

-¿Está tratando de ayudarme o está diciendo su discurso del adiós?-

-Estoy intentando entusiasmarlo con la vida.-

-Lo único que consigue es desalentarme, oficial.-

3 comentarios:

Catalina dijo...

La H en "handa" en la primera línea no me deja pensar en el resto del extracto, ayuda por favor!

Cordiales saludos,

PD: La belleza tiene formas insospechadas, incluso se manifiesta en la ortografía.

Anónimo dijo...

-¿Por qué handa vestido así?-

-¿Así cómo?-

-Con aspecto de pordiosero-

-Mi aspecto no me preocupa, oficial, de todos modos no soy como me gustaria ser-

Anónimo dijo...

Que dificil es alcanzar la libertad! Casi tanto como concevir su esencia en un significado.

Yo creo que Sbarra en sus las idas y vueltas que da en "Marc, La Sucia Rata" deja una idea bastante precisa de lo que es la libertad. Justamente por eso me encanto el libro, justamente por eso me encanto el posteo.

Handuvo bien!!

helooo

(todo bien con las faltas de ortografia)