jueves, 7 de febrero de 2008

Identidad




En algún momento de ese arte infino que representa la cotidianeidad.



Francis

1 comentario:

Anónimo para Anónimo dijo...

Nunca vamos a dejar de ser niños. Nunca.
La próxima vez que nos veamos regresaremos el tiempo y volveremos a cantar, e inventar planes en nuestro mundo de fantasías, en nuestro mundo de espías secretos, a bailar, a llorar.
NIÑOS.
Inocencia jamás perdida.