jueves, 29 de enero de 2009

Sigue Analía, zigzaguea, cae, se levanta, saluda para afirmar lo que sabe "está todo ok" pero con el dedo gordo de su mano derecha. Acelera para recuperar el tiempo perdido. Entra en la recta final. Un señor de la platea, posiblemente un familiar, o conocido, despliega un parasol con la inscripción "Seguí Analía, seguí". Analía recién salida de la curva presta a la recta final gira su mirada a la izquierda y lee el parasol de auto mientras sigue. Analía sigue, esta a pocos metros del final, hace rato que no se ve tanto heroísmo en las pistas, pero eso no importa: Analía sigue como puede para dar fin a la carrera, a su carrera, a su gloria. Está a escasos centímetros, los flashes comienzan a iluminar la escena. La silla de ruedas brilla en las fotos, Analía la corredora más lenta del atletismo con obstáculos para discapacitados llega a concluir su carrera mientras los dieciocho primeros puestos que ofician de tribuna la miran absortos.

2 comentarios:

ulysses-veda dijo...

buenisimo che

Mechi dijo...

Muy bueno nico, por momentos imagine que lo relataba tinelli. Pero por suerte no, muy bueno.