jueves, 6 de diciembre de 2007

Coincidences . ( Léase como un aviso)




La no disponibilidad no es un obstáculo a esta manifestación de alegrías que causaste, aunque presiento que me voy escapando, me toca una noche de desvelos y mientras tanto infinidades de sinónimos nos predicen pero son simplemente los que usamos mas seguido, esta mas que claro que somos mucho mas que una simple etiqueta (tan vana como lo es una palabra, un nombre).
Fue muy rápido nuestro despertar, la conexión no se hizo esperar y por fin se trataron de fundirnos, donde las unidades de medidas son inexistentes en esta, nuestra verdad, se hablaban de rastrear cada detalle, combinarlos y explotar, si, explotar y salpicar a la mediocridad dormida, que se manchen y limpien con sus sucias camisas, pero ni eso les iba a alcanzar.

Se preguntaban si entenderían, porque coinciden en flashes abstractos, aquí es cuando se develan los huecos mas saturados del pánico, los mas inestables y se expanden involuntariamente, a veces si, otras no pero hay veces que se vuelve enfermizo, ya que los periodos ni siquiera se extienden a días, son momentos muy álgidos seguidos de puro bajón. Se sabe que la complicidad de los dos extremos nos logra de eficiencia y es la señal para ir saliendo, no nos ajustemos más en ellos, porque es esta impotencia extrema que te desquicia, te saca, y es ahí cuando quedamos fuera del circulo y meditamos extremas, lejanas y sin sabor, se derrama lo mas oscuro y ahí seguimos.

Subrayamos el concepto ante la vulgaridad de la existencia absorbente del dormido, es cuando uno sube el otro baja y viceversa entonces ahí fue cuando dejaron de parecernos del todo simpáticos, no pudimos compatibilizar las mismas sensaciones en los mismos instantes y de manera generativa, no sabemos porque, quizá un estado del subconsciente que trata de despertarnos, pero algo te incita a ese estado y lo resolves así y buscas develarte ante el otro de a poco, de aquellas cosas que le son invisibles.

Y nos vamos envolviendo en un estado de anticipación, conteniéndonos en un marco idílico, donde ambas partes están como fusionándose de tanta locura, diríamos que en la fiebre de esta tormenta hay mucho sentimiento reencarnado, y no imaginan de lo ligadísimos que están, es vital que hayan sentido lo que hoy se describe para que el dolor se vuelva mucho mas lejano y quede atrás, remoto, inalcanzable. Entre tanto véase como un ciclo introductorio a algo mucho mas superior, místico, algo fuera del campo del conocimiento actual y algo que se precede de procesos constantes, que no son tan desequilibrados pero si más intensos y puros. Se cree fielmente que nada es lo que parece. Se insiste, INDESCRIPTIBLE VIAJE ESTE.


Macabea&Cassandra

6 comentarios:

Ana dijo...

Me gustó mucho. Es claro, dispara y tiene un ritmo que a uno lo conduce hasta el final como la corriente. Lo único que tengo para decir es que el "subconsciente" no existe. El psicoanálisis freudiano lo llama inconsciente (diferenciándolo del consciente, en relación más cercana al ello que al yo y al super yo).

Cassandra dijo...

La idea es romper con esos conceptos establecidos, se abre un nuevo portal, y algo nuevo se esta iluminando,y es asi cuando se hacen ajenas las etiquetas anteriores. Se habla de una evolucion constante y en proceso, eso es lo que pasa. GRacias Ana!

Macabea dijo...

Bendita creación conjunta! tan deleitable como insospechada ... gracias adorable cómplice por tales conexiones, sigo esperando se sintonicen semáforos y bebidas y nos acertemos (casi) sin buscarnos...

Naz dijo...

gigante

Anónimo dijo...

un golazo

Anónimo dijo...

mmmmmmmmmmm... mmmmmmmmmmm... mmmmmmmmmm...